,

¿Qué debo hacer antes de empezar un entrenamiento?

Son muchos los casos que muestran un inicio erróneo de un entrenamiento. Normalmente nos guiamos por motivaciones como  fechas concretas o puntos de inflexión en la vida de una persona para iniciar la aventura de estar en forma. Pero hay que conocer los pasos a seguir en el punto de partida para no cometer errores que puedan derivar en lesiones o hábitos perjudiciales para la salud.

Para iniciar esta exposición es necesario ubicarse en el origen de nuestra energía: la alimentación. Muchas personas llegan al gimnasio sin haber comido antes de sus entrenamientos. No importa si entrenas a primera hora de la mañana, no te preocupa sentirte mareado, o tienes la idea equivocada de que el entrenamiento con el estómago vacío quema más grasa, te estás haciendo un flaco favor al no alimentar tu cuerpo antes de un entrenamiento. A primera hora de la mañana, son muchos los usuarios que comienzan su entrenamiento, pero hay que hacerlo de manera adecuada, ya que realizarlo sin haber ingerido ningún alimento no repercute en una mayor quema de grasa, sino en que no explotamos toda nuestra capacidad debido a nuestra limitación energética a causa de no haber comido nada desde la noche anterior.

Una comida pre-entrenamiento te dará la energía y la vitalidad necesarias. Además, impulsa el metabolismo para contribuir a la síntesis de proteínas, el proceso en el que las células se acumulan y producen proteínas. Ésta, se debe de componer de alimentos que contengan proteínas magras y carbohidratos, como el arroz o la avena.

Una vez alimentados correctamente, debemos preocuparnos de tener nuestros músculos preparados para el ejercicio y no provocarnos lesiones. Existen utensilios que permiten eliminar nudos y contracturas además de relajar la musculación. No olvides cuidar tu cuerpo antes de comenzar tu entrenamiento. También es importante combinar la estiración estática (mejor aplicarla al final de la sesión) con una movilización dinámica, debido a que produce mayores ventajas de largo plazo en la movilidad y la flexibilidad, junto con la fuerza, que aquellos que hacen estiramiento estático o se saltean el calentamiento completo. Este inicio debe durar en torno a 10 minutos, y con ello estarás preparado para afrontar las rutinas de tu entrenamiento.

Por último, no debemos olvidar calentar de modo específico la zona que queremos trabajar. Antes de imponer el máximo de resistencia al ejercicio, debemos realizar unas tandas a menor intensidad con lo que conseguiremos explotar el máximo de nuestra capacidad en el momento que estemos perfectamente preparados para ello.

En Energy Sport Center te ayudaremos a desarrollar unos ejercicios de calentamiento compatibles con el entrenamiento que desees realizar. No lo dudes más, y apúntate con nosotros para lograr tus objetivos.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *